Cajas vacías


"A veces tengo por costumbre a entrar en bazares... Barcelona está lleno de ellos y yo no lo puedo evitar... Hay una fuerte atracción en mí hacia estas tiendas de desorden de colores que me atraen irremediablemente... Cuando entro siempre acabo comprando alguna tontería, libretas y bolis son mis fetiches, también algunas velitas, pero mi mayor perdición son las cajas... Sí... ahí las tengo... En la estantería superior.

Es algo cíclico, cada X tiempo me siento necesitada de ellas... Entonces me llevo una, dos... El número o el tamaño de las cajas depende de l tamaño de mi ansiedad.

Las cajas son de cartón de diferentes tamaños, motivos lisos, a rayas, topos, de colorines, retro... ¡Todas perfectas! Siempre sirven para meter alguna cosa y mantener el orden, las cuadradas encajan bien en cualquier lugar pero esta vez me inclino por una redonda, eufórica, pienso que así mis tonterías podrán rodar libremente sin rectas ni esquinas.

Así, en ese mismo estado me dirijo a casa pensando en las mil cosas con que llenarla.